Actualidad

¿Cómo es el nuevo Real Decreto-ley del MITECO?


El pasado martes 23 de junio, el Consejo de Ministros aprobó un Real Decreto-ley para impulsar la transición energética hacia un modelo basado en energías renovables y favorecer la reactivación económica tras la crisis del COVID-19. Esta norma ha sido diseñada para reducir las barreras administrativas que hasta ahora lastraban el despliegue de las renovables, fomentando también nuevos modelos de negocio.

El Ministerio para la Transición Ecológica y el Reto Demográfico (MITECO) defiende en el texto el potencial de la transición energética en España en términos de generación de empleo y actividad económica: “Los efectos del COVID-19 sobre la economía y sobre el sistema energético […] representan una oportunidad para acelerar dicha transición energética, de manera que las inversiones en renovables, eficiencia energética y nuevos procesos productivos, con la actividad económica y el empleo que estas llevarán asociadas, actúen a modo de palanca verde para la recuperación de la economía española”.

Real Decreto-Ley en el ámbito energético del MITECO

El texto se divide en cuatro bloques:

  1. Primero, sobre la regulación de acceso y conexión, el Real Decreto-ley 23/2020 establece un nuevo mecanismo de subastas para dotar a las renovables de un marco más predecible y estable, tal y como se reclamaba desde el sector.
  2. El segundo bloque, se centra en el impulso de los nuevos modelos de negocio que surgen de la agregación de la demanda, el almacenamiento y la hibridación.
  3. En tercer lugar, fomenta la eficiencia energética flexibilizando el Fondo Nacional de Eficiencia Energética.
  4. Por último, el cuarto bloque dispone una serie de medidas para impulsar la actividad económica y la huella de empleo tras la crisis del COVID-19.

La presidenta de la Unión Española Fotovoltaica (UNEF), Arancha Martínez, valoraba así el Real Decreto-ley en la nota de prensa de la organización: “la norma da respuesta a unas peticiones que hemos venido haciendo en los últimos años y estamos convencidos de que, bajo este nuevo marco regulatorio, el sector fotovoltaico podrá reactivarse de forma rápida, generando empleo de calidad y fortaleciendo la cadena de valor industrial, elementos fundamentales en la fase post-COVID-19”.

Un nuevo sistema de subastas

Para favorecer la instalación masiva de energías limpias en los próximos años, el MITECO ha propuesto un nuevo sistema de subastas de renovables que ofrezca “previsibilidad y estabilidad de ingresos y financiación a los inversores” de las nuevas instalaciones y que, por otro lado, permita a los consumidores reducir su factura eléctrica.

El texto también defiende que el marco vigente está desfasado: “se desarrolló en 2013, en un momento en el que el coste de generación de un kWh renovable era más caro que el precio al que se vendía en el mercado. La situación actual es justamente la contraria y es necesario actualizar el modelo”. Se espera que el abaratamiento de los costes asociado a las tecnologías de generación eléctrica renovable se traslade al consumidor, especialmente a la industria, y que mejore de esta forma la competitividad de la economía española.

¿Qué propone la UNEF para reactivar el sector fotovoltaico?

Ahora, la variable sobre la que se pujará será el precio de la energía y el nuevo marco permitirá a las renovables competir en igualdad de condiciones con otros participantes. Así lo valora la UNEF en su nota de prensa: “El modelo de subasta aprobado, que marca un precio por la energía generada y pay-as-bid, que da claridad a los participantes, evitando sobreretribuciones y ofertas predatorias, permitirá poner en marcha rápidamente el sector fotovoltaico, lo que supondrá fortalecer su contribución a la recuperación de la actividad general de España«.

Las energías renovables en España

Un real decreto-ley para simplificar trámites

El Real Decreto-ley 23/2020 tratará también de simplificar y agilizar la tramitación de los proyectos renovables, una propuesta en línea de lo que ya habían pedido otras voces relevantes del sector. Ahora, el promotor no necesitará renovar determinadas autorizaciones si el proyecto se modifica de forma “no sustancial”. También se simplifica la autorización de las instalaciones móviles que se conectan a red, como los transformadores.

MITECO espera que esta batería de medidas, junto al nuevo marco de subastas, permita impulsar la inversión en nuevas instalaciones, generando actividad económica y empleo. Además, el texto hace referencia a la cadena de valor industrial asociada a la renovable y que, dice, en España está consolidada: “Según datos del sector, el 90% de los elementos de un aerogenerador se fabrican en España y, en el caso de los paneles solares fotovoltaicos, la industria del país genera componentes que suman más del 65% de lo necesario para construir y operar una instalación solar”.

La norma también contempla la modificación de la Ley de Evaluación Ambiental, para reforzar la seguridad jurídica y agilizar los trámites. Así, se evitará el vacío jurídico existente al prorrogar la vigencia de las declaraciones de impacto y se facilitarán los procedimientos en este campo.

El Real Decreto-ley del MITECO
Teresa Ribera, vicepresidenta cuarta del Gobierno y ministra para la Transición Ecológica del Gobierno de España. | cc: MITECO

El nuevo Instituto de Transición Justa

El nuevo organismo dependiente del MITECO reemplazará al Instituto para la Reestructuración de la Minería del Carbón y del Desarrollo Alternativo de las Comarcas Mineras. El Real Decreto-ley atribuye a este instituto la labor de “identificar y adoptar medidas que garanticen a trabajadores y territorios afectados por la transición hacia una economía más ecológica, un tratamiento equitativo y solidario, minimizando los impactos negativos sobre el empleo y la despoblación de estos territorios”.

Renovables: oportunidad de España para combatir el reto demográfico con riqueza sostenible

La tribuna de Nacho Bautista, CEO de Fundeen, en el suplemento Energía de elEconomista, página 44

El Instituto de Transición Justa tendrá como objetivo facilitar la gobernanza y asegurar la correcta implementación de la estrategia definida por el Gobierno de España. Favorecerá la financiación de proyectos que garanticen el empleo y la actividad económica en las zonas en transición energética.

Fuentes: MITECO, BOE, UNEF


Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *