¿Qué estás buscando?

El cambio climático en España

Cambio Climático

El cambio climático en España

El miércoles 3 de enero, el Ministerio para la Transición Ecológica y el Reto Demográfico publicó el informe Impactos y riesgos derivados del cambio climático en España (PDF), un trabajo coordinado por la Oficina Española de Cambio Climático y llevado a cabo por un grupo de 17 científicos, liderados a su vez por la directora científica del Basque Centre for Climate Change, María José Sanz.

Los autores han analizado los diferentes riesgos que acechan al país, desde la escasez de recursos hídricos, hasta el impacto del cambio climático sobre industrias como el turismo, la agricultura, la energía o el transporte. De todos los impactos detectados, se han seleccionado un total de 35 que, según los autores, son los riesgos que deben considerarse como urgentes. En cualquier caso, el criterio para clasificarlos como urgentes se limita a su temporalidad, es decir, a aquellos impactos que se producirán en las próximas décadas en lugar de en la segunda mitad del siglo XXI.

Este estudio forma parte del programa Life europeo Shara para la sensibilización sobre la adaptación al cambio climático y asume que el ser humano ha emitido en los últimos años suficiente volumen de gases de efecto invernadero como para considerar el calentamiento global como un proceso ya irreversible. El objetivo es, por tanto, concienciar sobre la necesidad de reducir esas emisiones y contener el incremento de las temperaturas lo máximo posible, así como impulsar iniciativas y medidas que permitan la adaptación al cambio climático en España.

El cambio climático en España, impactos y riesgos

En los últimos escenarios de cambio climático elaborados por la Agencia Estatal de Meteorología (AEMET), se proyectan aumentos en la escala anual de las temperaturas máximas de entre 2ºC y 6,4ºC, más acusados en verano, y con incrementos mayores en el interior y menores en el norte y noroeste peninsular” asevera el informe. “Las precipitaciones también tenderán a reducirse en las últimas décadas del siglo. Todo ello, podría ir acompañado por cambios en la velocidad del viento generalizados y el incremento de los fenómenos extremos”.

¿Qué podemos hacer para evitar el cambio climático?

El texto es tan claro como contundente: valiéndose del conocimiento disponible en los diferentes estudios sobre el cambio climático en España, se han identificado un conjunto de 73 riesgos que, avisan, “debe considerarse como una lista preliminar y como un primer paso que puede ayudar a diseñar nuevos estudios y tomar algunas decisiones sobre las prioridades en algunos sectores«. Así, estos son algunos de los escenarios a los que nos enfrentaremos en los próximos años.

El cambio climático en España y las inundaciones
  1. Recursos hídricos. Se espera un aumento generalizado en la intensidad y magnitud de las sequías meteorológicas e hidrológicas bajo escenarios de cambio climático, debido principalmente al aumento de la evapotranspiración y, secundariamente, a la reducción de las precipitaciones. Incluso en los escenarios de bajas emisiones, se prevén considerables repercusiones en el ciclo hidrológico, como la disminución de la disponibilidad de agua y su calidad.

  2. Desertificación y suelos. Las proyecciones sobre el cambio climático en España apuntan hacia una creciente aridez y un aumento de las temperaturas, lo que eleva los riesgos de desertificación e incendios. Se espera una disminución de la materia orgánica, en particular en suelos mediterráneos, modificándose de manera sustancial su capacidad de proveer nutrientes que permitan la recuperación de los vegetales.

  3. Ecosistemas terrestres. Algunas especies forestales se están viendo afectadas negativamente, con incrementos en la defoliación y aumento de las tasas de mortalidad. También se han visto alteradas las interacciones bióticas, como la distribución e intensidad de las plagas y enfermedades en las coníferas. Los ecosistemas de montaña pueden presentar una alta vulnerabilidad, así como especies de reptiles y anfibios.

  4. Agricultura y ganadería. Se espera un descenso en la producción tanto de cultivos herbáceos como leñosos, siendo mayor en los cultivos de secano. Se esperan también afecciones a la distribución de patógenos y enfermedades zoonóticas, pues se extienden los hábitats para especies de otras latitudes. Los cambios en la fauna auxiliar y los polinizadores también pueden ser muy relevantes.

  5. Medio marino. Los impactos sobre la biodiversidad y los ecosistemas, así como en la pesca y acuicultura, son cada vez mejor conocidos y se deben fundamentalmente al aumento de temperatura, la acidificación y la pérdida de oxígeno. Se observan cambios en la distribución y abundancia de especies de flora y fauna marina, cambios fenológicos, establecimiento de especies invasoras y disminución del potencial pesquero y acuícola, principalmente.

  6. Costas. Es uno de los sectores mejor estudiados y entre los factores de cambio más importantes se encuentran el ascenso del nivel del mar, los eventos extremos (como mareas meteorológicas, cambios en el oleaje y en la temperatura del agua), pero también otros factores antropogénicos, como la ocupación de la costa.

  7. Medio urbano. Las ciudades están altamente expuestas y son propensas a sufrir impactos por sus características intrínsecas o por su localización en el territorio. Se identifican siete riesgos principales: aumento del nivel del mar, oleaje extremo, precipitaciones intensas, disminución de las precipitaciones, aumento de las temperaturas, olas de calor y vendavales.

  8. Salud humana. Son especialmente relevantes los riesgos asociados a las temperaturas excesivas y a las inundaciones, que se asocian con morbilidad y mortalidad por causas cardiovasculares y respiratorias, estrés térmico, agravamiento de enfermedades crónicas y lesiones. El cambio climático en España también afectará a la salud humana de forma indirecta por concurrencia con la contaminación medioambiental.

  9. Energía. La energía hidroeléctrica es la que puede verse más afectada por el cambio climático debido a la menor disponibilidad del agua. También, algunos eventos meteorológicos extremos pueden afectar a las infraestructuras energéticas, especialmente a aquellas situadas en zonas costeras. Con una mayor presencia de energías renovables, aumenta la resiliencia del sistema, al reducir los niveles de dependencia energética.

  10. Infraestructuras y transporte. Se prevén impactos negativos en las redes troncales de transporte terrestre, especialmente debidos a los fenómenos climáticos extremos, como las precipitaciones torrenciales, aunque también se pueden experimentar impactos positivos si disminuyen las nevadas y heladas. Las redes portuarias y aeroportuarias también pueden verse afectadas.

  11. Turismo. La subida de las temperaturas en las provincias costeras del Mediterráneo, especialmente en el sur, puede disminuir la predisposición de los turistas a visitar estos destinos. La incidencia de eventos extremos en las costas puede también incidir en el turismo de plata y deportes acuáticos. En cualquier caso, es el turismo relacionado con los deportes de invierno el peor parado, especialmente en el caso de las estaciones de esquí a cotas más bajas.

Fuente: Impactos y riesgos derivados del cambio climático en España

Más artículos

Cultura Financiera

El crowdfunding, o microfinanciación, es la financiación colectiva de un proyecto a través de Internet. Existen distintos tipos: desde el crowdfunding basado en donaciones,...

Cambio Climático

La energía nuclear es la que proviene de reacciones nucleares y se utiliza para obtener energía eléctrica, mecánica o térmica. Esta energía procede de...

Energías Renovables

El efecto fotoeléctrico es un fenómeno que se produce cuando las partículas de luz (fotones, portadores de radiación electromagnética) impactan sobre un material y...

Copyright © 2021 | Fundeen