Cultura FinancieraEnergías Renovables

¿Es rentable invertir en energías renovables?


Este es el mejor momento para invertir en energías renovables. Los compromisos de la Unión Europea para detener el cambio climático y las nuevas plataformas de inversión ofrecen oportunidades únicas para que las renovables tomen el lugar de las criptodivisas y otros productos, más interesantes hasta la fecha.

¿Por qué invertir en energías renovables?

Las energías limpias son una opción de inversión ética, accesible y rentable. Al contrario que otros sectores donde se ha invertido tradicionalmente, las externalidades de este campo son positivas. De modo que apostar por el mismo supone una oportunidad simultánea de aumentar el propio capital y mejorar el medio ambiente.

Una fuente de inversión ética

El principal factor para invertir en fuentes de energía limpias es de tipo ético. La transformación energética está llamada a lograr un consumo más responsable y una producción menos dañina para el medio ambiente. Sin embargo, va a necesitar grandes esfuerzos de financiación para alcanzar el nivel de desarrollo tecnológico requerido.

Además, la instalación de infraestructuras y la formación y contratación de personal también tienen sus costes. De modo que la inversión en este sector ayudará a financiar la transformación energética, ofreciendo un retorno muy positivo a la sociedad en general.

Inversiones accesibles al pequeño ahorrador

Invertir en renovables es accesible para todos los ahorradores, incluyendo los más pequeños. Y es que existen muchas plataformas de crowdfunding y crowdlending mediante las cuales cualquier persona puede participar en la financiación de proyectos aportando sumas reducidas. De esta forma puede contribuirse al sector con inversiones tan reducidas como 50 o 100 €.

Una forma de invertir mejor

En estos momentos, la mayoría de los productos financieros arrojan rentabilidades nimias e incluso negativas. De hecho, muchos inversores utilizan productos de riesgo para compensar esta escasa rentabilidad.

Sin embargo, los proyectos de inversión en renovables están arrojando rentabilidades que oscilan entre el 4 y el 7 %. Evidentemente, estos márgenes de beneficio, unidos al elemento ético de este campo, hacen que sea una forma de invertir mejor. Se ofrece la oportunidad de incrementar el capital personal al tiempo que se mejoran las condiciones ambientales.


¿Es seguro invertir en energías renovables?

El plan de la Unión Europea para combatir el cambio climático incluye el compromiso de que para 2030, al menos un 27 % de la energía empleada provenga de fuentes limpias. Esto es una garantía de seguridad y rentabilidad, pues cabe esperar que las Administraciones públicas favorezcan la financiación de proyectos orientados a la explotación de fuentes de energías renovables.

Además, algunos expertos del sector se están dedicando ya a la sostenibilidad, ante la posibilidad de que otros nichos como las criptomonedas sean burbujas a punto de explotar. Y es que la energía limpia reúne tres factores que la convierten en la mejor opción para quienes están buscando en qué invertir:

1. La demanda social la posiciona en primera línea de las agendas estatales e intergubernamentales, además de tener una gran acogida social.

2. El estado de la técnica ha alcanzado un punto de costos decrecientes, por lo que el desarrollo promete ser cada vez más económico y rentable.

3. La aplicación de técnicas de cloud computing y big data reduce las necesidades (y, por tanto, los costes) de la gestión de los sistemas limpios.


¿En qué invertir entre las renovables?

Muchas plataformas de inversión permiten elegir la rama de las renovables en la que prefiere invertirse. Esto significa que el usuario puede elegir destinar su dinero a un tipo de explotación concreta (solar, eólica, biomasa…) o, por ejemplo, a una región o forma de organización.

De este modo, la inversión en energía limpia permite realizar una contribución al cambio social. Hay gente que apuesta por las explotaciones colectivizadas, otros prefieren destinar su dinero a pequeñas instalaciones domésticas y otras personas se inclinan por la producción a gran escala.

En definitiva, este sector permite elegir en qué invertir con mayor libertad y flexibilidad que otras áreas o productos financieros. Además, del mismo modo que se puede elegir el lugar donde se decide inyectar capital, puede optarse por diversas configuraciones de inversión:
Plazos a corto, medio y largo plazo, que van desde los dos hasta los treinta años.
Tipos de retorno que oscilan entre el 1 y casi el 8 %.
Cuotas que abarcan desde los 100 € hasta varios miles o la cantidad que quiera aportarse.


¿Dónde pueden encontrarse las mejores oportunidades de inversión?

Una de las ventajas de este sector es que, gracias a su apuesta por las tecnologías digitales, es relativamente fácil encontrar información y oportunidades de inversión. En Fundeen apostamos por esta forma de obtener rentabilidad mejorando el mundo.


Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *