Cultura Financiera

Estrategias de inversión en energías renovables


El desarrollo de las tecnologías renovables en los últimos años, en especial de la fotovoltaica, ha propiciado que hoy la energía limpia sea la más barata y rentable de todas. Se han convertido en una gran alternativa de inversión por su equilibrio entre rentabilidad y riesgo. Frente a la inestabilidad de los mercados financieros, la rentabilidad llega incluso a superar el doble dígito. Precisamente porque son activos reales, son menos vulnerables al pánico del parqué y genera flujos más estables y predecibles en el tiempo. ¿Pero con qué estrategias de inversión contamos para acceder a estas oportunidades?

Descarga gratis nuestra Guía de inversión en energías renovables

Porque la mejor inversión es aquella que se hace con conocimiento

Como sucede en cualquier otro sector, es importante tener ciertos conocimientos y entender las diferentes estrategias de inversión (que implican asumir diferentes niveles de riesgo) a la hora de invertir en renovables. Estas son las fases, ordenadas de mayor a menor riesgo, de una oportunidad:

  1. Fase de desarrollo. Al invertir en una fase muy temprana del proyecto, el inversor puede aspirar a obtener grandes rentabilidades, pero también tendrá que asumir más riesgos. En este punto, quizás sea imposible obtener una licencia determinada, o que una de esas licencias establezca unos requisitos que arruinen su rentabilidad.
  2. Proyectos ya desarrolladosready to build”. En esta fase, las oportunidades cuentan con las licencias pertinentes, aunque todavía pueden surgir riesgos, problemáticas, durante la construcción y la operación de estas instalaciones.
  3. Instalaciones ya operativas. Los inversores se ahorrarán todas las complicaciones administrativas y técnicas propias de las anteriores fases, pero la rentabilidad, en consecuencia, también será más modesta.
Estrategias de inversión en renovables

Las estrategias de inversión en renovables

La inversión en renovables requiere de conocimientos tanto técnicos como financieros. Sin embargo, el inversor cuenta con distintas estrategias de inversión o metodologías y cada una tiene sus ventajas e inconvenientes.

  1. La compra directa de una instalación. En esta opción, el inversor se apropia de un proyecto en su totalidad, generalmente a través de un intermediario. La ventaja de esta opción es que el inversor tendrá control absoluto sobre la instalación, además de que se ahorrará ciertas comisiones. Por otro lado, el inconveniente es que, además de tiempo y de un gran capital, se requiere un profundo conocimiento del sector para identificar los riesgos y gestionar de forma correcta tanto la compra como el desarrollo del proyecto.
  2. A través de fondos de inversión. Este tipo de fondos son vehículos, normalmente regulados por la CNMV, donde el inversor pone en las manos de un gestor su capital. Este buscará oportunidades que encajen con los criterios del cliente. Como ventaja, este tipo de estrategias de inversión ofrecen buena fiscalidad y profesionalidad en la inversión. No obstante, es un tipo de inversión indirecta donde el cliente pierde poder de decisión y, además, requiere un ticket mínimo de 100.000 euros según la Ley 22/2014 de Entidades de Capital Riesgo. En la práctica, los principales fondos de esta cartegoría sitúan este ticket en torno a los 200.000€. También será necesario asumir comisiones elevadas.
  3. Adquiriendo acciones en empresas cotizadas del sector de la energía renovables. Esto ofrece mayor liquidez y la posibilidad de acceder desde cantidades mínimas, accesibles a cualquier inversor. Con todo, no es una inversión alternativa ni directa en este tipo de proyectos. Es una inversión financiera cuya rentabilidad vendrá marcada por el precio de cotización del valor y con los riesgos propios de este mercado.
  4. Con el crowdfunding de inversión. Se trata de financiación colectiva, donde varios inversores aportan el capital para impulsar un proyecto ready to build a cambio de una rentabilidad que ronda el 7%. El ticket mínimo suele estar entre los 50 y 500€ y el inversor puede actuar con plena autonomía y acceder a oportunidades que ya han sido previamente evaluadas por un equipo de expertos. También podrá consultar toda la información del proyecto y decidir cuánto invertir.

Fundeen es la primera plataforma de crowdfunding autorizada por la CNMV que permite a particulares invertir en proyectos de energías renovables desde tan solo 500€. Esta FinTech te permite rentabilizar tus ahorros (en torno a un 7%TAE), monitorizar tus inversiones desde tu móvil en tiempo real, y todo mientras contribuyes a impulsar las energías limpias ahorrándole toneladas de CO2 al planeta.


SUSCRÍBETE ☕📰

Invierte en renovables, impulsa un futuro verde!

Con estos datos personales, crearemos un perfil a tu nombre en nuestra base de datos para su tratamiento automático. FUNDEEN SPAIN P.F.P, S.L. es el responsable de tratamiento de estos datos con la finalidad de enviarte novedades, ofertas e invitaciones a eventos de Fundeen. Puedes ver como ejercer tus derechos de acceso, rectificación y supresión de los datos así como consultar información adicional y detallada sobre como tratamos tus datos personales en nuestra Política de Privacidad.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *