Cultura FinancieraEnergías Renovables

Inversión en energías renovables, todo lo que debes saber


La inversión en energías renovables, a diferencia de otros productos tradicionales como las acciones, depósitos y fondos, se enmarca en la categoría de “inversiones alternativas”. Además, como los activos inmobiliarios, el arte y las antigüedades, o los metales y piedras preciosas, las renovables son activos reales (bienes físicos y tangibles) con características muy interesantes a la hora de diversificar y reducir los riesgos en nuestra cartera de inversiones:

  • Los activos reales están descorrelacionados de los mercados financieros. En el caso de Fundeen, por ejemplo, nuestros inversores adquieren una participación en una sociedad propietaria de una serie de instalaciones y equipamientos (bienes físicos y tangibles) que producirán energía y ofrecerán dividendos que, de media, suelen estar en torno al 7%. Por eso, resisten mejor la volatilidad y son menos vulnerables al pánico del parqué.
  • Al ser inversiones a largo plazo, generan flujos más estables y predecibles en el tiempo.

Ventajas de las renovables

Además de sus características como activos reales, estas son algunas de las particularidades que hacen de las renovables una alternativa interesante de inversión:

  • Ofrecen mayores rentabilidades y más estables que otros productos. La bolsa, por ejemplo, sufrió a finales de 2018 su peor caída trimestral en siete años y ofreció resultados negativos (-14%). En concreto, según el MSCI World, noviembre de ese año arrojó el peor rendimiento bursátil registrado desde 1970 (-7,7%). Otro tipo de productos tradicionales de inversión, como los Bonos del Estado, apenas alcanzan una rentabilidad del 1,4% a 30 años. Por otro lado, la rentabilidad de la inversión en energías renovables llega incluso a superar el doble dígito.
  • Las renovables generan confianza:
    • Las políticas de transición energética y los objetivos de la Unión Europea en materia de renovables suponen un espaldarazo al sector. Y con una creciente preocupación en todo el mundo por las consecuencias del cambio climático y el uso de combustibles fósiles, es de esperar que la apuesta por la energía limpia no haga sino intensificarse en los próximos años.
    • La madurez de las tecnologías, técnicamente y en cuanto a coste, ha propiciado que las energías renovables sean hoy la forma de producción de electricidad más barata del mundo. También el desarrollo de otras tecnologías complementarias, como es el caso de las baterías, ha progresado notablemente. Así, la tendencia natural del sector indica que la cuota de generación renovable seguirá aumentando progresivamente hasta que se sustituyan por completo las fuentes de energía contaminantes.
La inversión en energías renovables ofrece grandes oportunidades para inversores particulares

Es importante tener en cuenta que todas las inversiones implican cierto riesgo y, además, cada producto será más o menos solvente dependiendo de multitud de circunstancias que deben ser analizadas con detenimiento. Diversificar nuestra cartera de inversiones es la mejor manera de reducir el riesgo y, en este sentido, la inversión en energías renovables es una buena opción por, como hemos visto, su estabilidad, su independencia de los mercados financieros y el viento de cola que impulsa al sector.

Metodologías de inversión en energías renovables

Actualmente, si quieres invertir dinero en energías renovables, estas son las principales metodologías:

  1. A través de la compra directa. En esta modalidad, el inversor compra un proyecto íntegramente, normalmente a través de un intermediario. Será su propietario y, por lo tanto, tendrá control absoluto sobre su inversión y también se ahorrará ciertas comisiones. En cambio, la compra directa requiere un gran capital, mucha experiencia y un profundo conocimiento del sector para gestionar todas las fases del proyecto e identificar los riesgos.
  2. A través de fondos de inversión en energías renovables. Los fondos son Entidades de Capital Riesgo y están regulados por la CNMV. Aquí, el inversor deja su capital en las manos de un gestor, que es quien buscará las oportunidades y construirá un porfolio a su medida. Las ventajas de esta modalidad son la profesionalidad de la gestión, la buena fiscalidad y la posibilidad de conseguir ventajas de escala. El inconveniente es que el cliente pierde poder de decisión y será necesario aportar (de acuerdo con la Ley 22/2014) al menos 100.000€. Las comisiones también suelen ser altas.
  3. Empresas cotizadas del sector. Adquirir acciones en grandes empresas del sector energético te aportará mayor liquidez, además de que es muy fácil acceder a ellas aportando cantidades mínimas. Sin embargo, esta no es una inversión alternativa (activos reales), ni necesariamente el capital se invertirá en energías renovables. Su rentabilidad dependerá de la cotización del valor y estará expuesta a los riesgos del mercado financiero y de la propia compañía.
  4. El crowdfunding de inversión, o equity crowdfunding. Mediante una plataforma de Financiación Participativa regulada por la CNMV, se pone en contacto a los promotores de un proyecto de renovables con una comunidad de inversores que, conjuntamente, aportarán el capital necesario a cambio de cierta rentabilidad. Esta modalidad permite al inversor operar con autonomía, con un ticket mínimo que suele estar entre los 50 y 500€, y participar en oportunidades que ya han sido previamente evaluadas por un equipo de expertos. Por otro lado, se requiere cierto tiempo para analizar las oportunidades y crear tu propia cartera de inversiones. También hay que sufragar ciertas comisiones.
La inversión en energías renovables es, además, un tipo de inversión alternativa, sostenible y positiva para el medioambiente

Crowdfunding de inversión en energías renovables

Fundeen es una plataforma FinTech (la primera plataforma de crowdfunding autorizada por la CNMV) que aspira a democratizar la inversión en energías renovables para que los pequeños inversores -y no solo las grandes empresas y fondos- también puedan participar y beneficiarse de su rentabilidad. La ética, la sostenibilidad y el compromiso con nuestros valores son la base de nuestro trabajo. 

Cualquier particular o empresa puede invertir en proyectos medioambientalmente sostenibles con nosotros y recibir dividendos por ello. A su vez, muchas iniciativas demasiado pequeñas para entrar en el radar de los grandes fondos, bancos y eléctricas encuentran en nuestra plataforma una solución de financiación sin tener que recurrir a las fórmulas tradicionales. 

Invertir en renovables con Fundeen es así de fácil:

  1. Regístrate en Fundeen y valida tu información.
  2. Ingresa fondos en tu wallet con tarjeta o transferencia bancaria.
  3. Infórmate y elige en qué proyecto invertir.
  4. Gestiona tu portfolio y comprueba el estado de tus inversiones en tiempo real.
  5. Recibe los dividendos, reinviértelos o transfiérelos a la cuenta que tú elijas.

Aquí puedes encontrar más información sobre cómo invertir dinero en renovables y sobre cómo funciona Fundeen.


SUSCRÍBETE ☕📰

Invierte en renovables, impulsa un futuro verde!

Con estos datos personales, crearemos un perfil a tu nombre en nuestra base de datos para su tratamiento automático. FUNDEEN SPAIN P.F.P, S.L. es el responsable de tratamiento de estos datos con la finalidad de enviarte novedades, ofertas e invitaciones a eventos de Fundeen. Puedes ver como ejercer tus derechos de acceso, rectificación y supresión de los datos así como consultar información adicional y detallada sobre como tratamos tus datos personales en nuestra Política de Privacidad.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *