Energías Renovables

El sector fotovoltaico español, líder de Europa


La Unión Española Fotovoltaica (UNEF) ha publicado esta semana su Informe Anual, un documento donde se recogen las principales cifras del sector fotovoltaico español durante el año 2019 y se analizan los desafíos a los que se enfrentará en el 2020.

Para empezar, la energía fotovoltaica representó en 2019 el 40% de la nueva capacidad mundial, convirtiéndose así en la fuente energética más instalada y superando a las fuentes no renovables. En total, se sumaron 115 nuevos GW, lo que supone un incremento del 12% respecto al año anterior.

El sector fotovoltaico español en 2019
Gráfico extraído del Informe Anual de la UNEF, fuente IRENA

El crecimiento en la Unión Europea ha sido notable, con 16,7 GW nuevos instalados en el 2019. Esta cifra representa un aumento del 104% interanual, un crecimiento inédito desde el 2010. En orden ascendente, estos fueron los países europeos que más han impulsado la fotovoltaica: Polonia, con 800 MW; Francia, con 1000 MW; Países Bajos, con 2.500 MW; Alemania, con 4.000 MW; y España, con 4.650 MW.

Primeros de Europa y sextos del mundo

El 2019 fue el mejor año de la historia de España en cuanto a energía fotovoltaica se refiere. Mientras que se instalaron 4.200 nuevos MW en plantas en suelo, el autoconsumo alcanzó la cifra de 459 MW. Esta significativa expansión ha situado al país como líder europeo en este mercado y en sexta posición a nivel mundial.

Las centrales térmicas de carbón se apagan en España

Siete centrales térmicas se han apagado y otras cuatro han solicitado su cierre. Parece que nuestro país encara la descarbonización a paso firme.

El Informe Anual de la UNEF también cuantifica el impacto económico de este pujante sector: la industria fotovoltaica aportó 3.220 millones de euros al PIB español, un 0,26%. La huella de empleo, por otro lado, alcanzó los 58.699 puestos de trabajo (17.194 directos, 21.292 indirectos y 20.213 inducidos). Además, las exportaciones del sector alcanzaron los 3.540 millones de euros, un 50% más que en el 2018.

Respecto a España, la UNEF atribuye parte de este éxito a la publicación del borrador del PNIEC, que aumenta hasta 39 GW el objetivo de potencia fotovoltaica instalada para el 2030. Y también reconoce el impacto del Real Decreto-ley 17/2019, que fijó una rentabilidad razonable para las renovables, y el Real Decreto 244/2019 sobre autoconsumo, que estableció las bases para el desarrollo de este tipo de instalaciones.

El sector fotovoltaico, motor de la recuperación económica

La UNEF defiende el potencial de España para aprovechar el impulso del sector fotovoltaico como motor de la recuperación post-COVID. “Nuestro país es uno de los países de Europa con mayor cantidad de horas de sol, dispone de territorio disponible y un sector fotovoltaico nacional que cuenta con una base industrial sólida y competitiva, formada por empresas con tecnología propia que son líderes a nivel mundial” apunta en la nota de prensa.

¿Quieres calcular tu huella de carbono personal?

En Fundeen estamos desarrollando una calculadora que permitirá a los usuarios conocer con precisión sus emisiones de CO2. En este artículo repasamos algunas metodologías para medir nuestro impacto ambiental.

La aportación económica del sector no se limita a la huella de empleo y a las exportaciones, también un precio más competitivo de la energía podría dotar de cierta ventaja a la industria española respecto a sus competidores. Este hecho representa una oportunidad para evitar la deslocalización de empresas e incluso para abordar una reindustrialización del país.

El sector fotovoltaico español en 2019

Sin embargo, la UNEF insiste en la importancia del consenso político para alcanzar las metas en materia de energía renovable. Desde el informe destaca que la Ley de Cambio Climático y Transición Energética es “fundamental para dotar al sector de estabilidad y seguridad y para atraer las inversiones necesarias” y que debe ser aprobada con agilidad.

Para impulsar el autoconsumo, también se deberá reducir el peso del término fijo de la factura eléctrica para que el consumidor pueda aprovechar los ahorros que proporcionan estas instalaciones. Es necesario, concluye, “simplificar, homogeneizar y digitalizar las tramitaciones administrativas a nivel autonómico, eliminando el requisito de la licencia de obras […] y reformar la Ley de propiedad horizontal para facilitar la realización de instalaciones de autoconsumo colectivo”.

Fuente: Informe Anual de la UNEF y NP


Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *