Energías Renovables

España lidera la inversión en energía eólica en Europa


WindEurope, asociación que aglutina a más de 400 miembros de 35 países, ha publicado el informe Financing and Investment Trends, un estudio que recoge las tendencias de financiación e inversión del sector de la energía eólica en Europa. En total, durante el 2019, el viejo continente movió 51.800 millones de euros de la siguiente forma:

  • 19.000 millones de euros en la financiación de nuevos activos,
  • 10.200 millones en refinanciar proyectos,
  • 17.500 millones en adquisición de proyectos,
  • 900 millones en la adquisición de compañías y
  • 4.200 millones en mercados de capitales.

Estos 51,8 billones de euros, aunque vienen a afianzar la expansión que ha vivido en el sector durante los últimos diez años, no alcanzan los 60.000 millones del 2018, un año de récords para la energía eólica en Euopa. Así, aunque los 11.700 megavatios de nueva potencia se quedan lejos de superar los 16.000 agregados en el 2018, el 2019 ha sido el segundo mejor año de la última década en términos de nueva potencia instalada.

La mayor parte de estas inversiones (13.000 millones de euros) se han destinado a la construcción de nuevos parques eólicos terrestres, que aportan 10.000 de los 11.700 megavatios de nueva potencia.

El informe Financing and Investment Trends destaca también la tendencia de las grandes empresas de abastecerse con energías renovables. Durante los últimos años ha aumentado notablemente el número de contratos bilaterales de compraventa de electricidad a largo plazo, los PPAs (Power Purchase Agreement). Es más, según WindEurope, nunca antes se habían firmado tantos contratos de este tipo como en el 2019: se contrataron más de 2.500 MW de energía limpia y, de estos, 1.700 megavatios procedieron del sector eólico.

España, un «ejemplo» en energía eólica en Europa

El informe de WindEurope destaca a España como líder de Europa, tanto en potencia instalada (2.243 megavatios) como en inversión (2.800 millones de euros). En cuanto a la construcción de parques eólicos terrestres, le sigue Suecia, que ha instalado 1.588 MW en el 2019, y Polonia, con 630 MW sumados el año pasado.

Según WindEurope, estos datos reflejan el gran interés que hay en Europa por la energía eólica porque, entre otros factores, esta tecnología se ha convertido en una de las alternativas de generación de electricidad más económicas. La energía eólica cubre ya el 15% de la demanda energética del continente y desde la asociación prevén que alcance el 50% en las próximas tres décadas.

Informe de WindEurope sobre la energía eólica en Europa

La pasada semana, la WindEurope lanzó un comunicado de prensa donde apoyaba el “ambicioso Plan Nacional 2030” de España. En el texto, se reconoce la ambición del gobierno para reducir las emisiones de efecto invernadero un 23% hasta alcanzar los 25,7 gigavatios de capacidad eólica.

El viento como recurso energético

Comenzamos usando molinos de viento y, ahora, la eólica representa un gran porcentaje de la energía renovable que generamos.

El Plan Nacional de Energía y Clima presentado a la UE, calificado como “un ejemplo para otros países”, ha lanzado un mensaje contundente respecto a la transición energética europea. “España ha sido durante mucho tiempo un líder en energías renovables: la energía eólica es el 20% de su electricidad y generan más ingresos de la exportación energética que del vino. Es genial que ahora están planeando una expansión significativa de las energías renovables. El nivel de ambición y visibilidad envía una señal clara a los inversores y será bueno para el empleo y el crecimiento. Convierte a España en pionera en el Green Deal de la UE” decía el CEO de WindEurope, Giles Dickson.


Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *